Amplificación

| 0 comments

Los CM5, de B&W

Estoy preocupadísimo -es un decir- por encontrar un equipo de sonido que aglutine mis deseos capitalistas. Es tal la magnitud de información que manejo que paso de A a Z en cuestión segundos. Que si una micro cadena, que si un sistema central, que si un amplificador de gama alta… Tengo la cabeza como un bombo con el tema altavoces, con el asunto amplificación, con el asunto ‘bluetooth’. Hasta manejo la jerga que da gusto: monitor, impedancia, sensibilidad, potencia, amplificación, sonoridad, timbre, bajos, ‘subwoofer’… En realidad busco “dos monitores con alta sensibilidad para alcanzar la potencia y sonoridad necesarias para lograr el máximo rendimiento de un buen amplificador de sonido (y pequeño tamaño)  que va a sonar en un salón normal y que, además, se conecte por sistema ‘airplay’ a un ordenador portátil, a una PS3 y a todo lo que se le pueda a uno antojar”. He escrito, no sé si me explico.

Supongo que, si existe, lo compraré si algún día pasa la dichosa crisis. Esto de los equipos de sonido es algo que no tenía ni la más remota idea que tuviese tal cantidad de opiniones, consejos y tontería comercial. Los precios y los matices son para enloquecer.

Si es usted una ‘duda con patas’ no desee jamás un equipo de estos.

En la imagen, un soberbio modelo de B&W CM5. Su precio (el par) ronda los 800 euros. Para sacarle partido se necesita un ampli de considerable calidad.

Foto: internet
Fecha: desconocida

Una de Apenino, ‘el deseo tuerce la flecha’.

Author: Marcos Basmati

Estando sentado a la derecha del padre tomó el ratón y dijo: "¡Tomad y tened todos un blog...!"

Deja un comentario

Required fields are marked *.