Burkas

| 0 comments

Un poco de vida en Afganistán

Un poco de vida en Afganistán

Al ver por primera vez la imagen de hoy me he quedado unos segundos dudando si contar algo de ella o no. Son niños junto a sus madres en Afganistán. Nada de eso sería anormal si no fuese porque llevan puesto un burka y me ha dado por pensar en el debate absurdo que se ha generado estos últimos días sobre esta prenda tan “entrañable”.

Contemplando la foto da la impresión de que llevan puesto este ropaje con resignación, como si el asunto ya hubiese pasado al lado de la rutina, de la complacencia habitual de quien hace las cosas por costumbre, sin preguntarse si esto o lo otro está bien o mal hecho.

Me he imaginado los rostros de estas mujeres, su mirada y el color de su pelo. También en cómo se debe ver el mundo a través de esa pequeña rejilla de tela. Me he preguntado qué diablos hacen ahí juntas, y si el fotógrafo les habrá pedido permiso para fotografiarlas. ¿Y por qué es azul? ¿Por alguna celebración especial?.

La circunstancia me hizo recordar un filme que vi hace ya unos años en ‘Cineuropa’ llamado Kandahar, y que contaba la historia de una mujer que regresaba a Afganistán para encontrar a su hermana en un mundo dominado por la barbarie totalitaria de los talibanes. La película era un retrato impecable de esa sociedad, y entre otros detalles podíamos ver la atención sanitaria a una de estas mujeres. Para algo tan simple como un dolor de garganta, el médico situaba una sábana agujereada para impedir cualquier tipo de contacto físico entre ambos. Eso sí es cine con impacto.

Y a pesar de eso, no sé si es por la luz,  por el color del lugar o el hecho de haya niños en ella, la escena me ha parecido angustiosamente hermosa y por eso he querido compartirla desde aquí.

Un grupo de mujeres espera para inscribirse en el censo de cara a las elecciones parlamentarias, en Kabul (Afganistán), el pasado 29 de junio de 2010. Las comicios se celebrarán el próximo 18 de septiembre.

Foto: S. Sabawoon
Fecha: 29/06/2010

Author: Marcos Basmati

Estando sentado a la derecha del padre tomó el ratón y dijo: "¡Tomad y tened todos un blog...!"

Deja un comentario

Required fields are marked *.