Defreds: un retrato de lo cotidiano

jose-angel

Dicen que la verdad está ahí fuera y es en ese lugar donde Defreds emprende su búsqueda para entenderse a sí mismo y transmitirlo a los demás. Me lo puedo imaginar de niño, escribiendo cartas de amor, distraído en clase y poniendo en su cuaderno todo lo que quería decir y se atrevía a sentir -así me lo ha transmitido en la conversación que mantuvimos-. Yo también me atreví a preguntarle cómo se siente en el papel de escritor  que ha crecido y madurado sus ideas a través de las redes sociales.  Os invito a que conozcáis a este autor a través de esta entrevista, porque en mi caso, me he sentido identificada con muchas de sus respuestas y en el fondo me ha ayudado a conocerme un poco más a mí misma, que comparto con él, este oficio de tinieblas (como el título que da nombre a una novela de Camilo J. Cela).

Sus libros son como dictados o sentencias sapienciales, revestidas de emociones actuales, tan llenas de esperanzas y sueños como de devastadores desengaños. Leerlo equivale a dejar de tener miedo, sobre todo en la faceta más importante de la vida: el amor. Pero no un amor novelesco, ni aquel que se refleja en las canciones de amor. Sino el buen amor, aquel que no se transmite con palabras (tal vez sólo con miradas y silencios) esperando ser escuchado y entendido, para lo cual se requieren unos sentidos muy atentos a ese tic-tac que nos hace sentir vivos cada día.

Entrevista

¿Por qué crees que eres tan leído? Si no te identificas como poeta ¿eres un librepensador?

Soy una persona real. Los textos no son forzados, por eso la gente se identifica con ellos. No me clasifico. Sólo he tenido la suerte de publicar y que a la gente le guste.

¿La receptividad del público crees que puede deberse a que son un bálsamo para el corazón?

En esos textos cortos la gente desconecta y eso influye.

¿Cómo es José y cómo Defreds?¿Se aprecia una evolución entre tus dos libros?¿La literatura da lo que la realidad quita?

José es como Defreds, pero más intenso. Hay mucha evolución entre unos primeros textos más sencillos y un segundo libro, mejor que el anterior, aunque al primero se le tenga más cariño. Paso de horizontes, vivo el día a día y espero seguir viviendo de la escritura.

¿Hay algo mejor que las cosas que pasan sin querer?¿En la figura del escritor hay un niño interior?

Las mejores cosas son las que pasan sin querer y en mi figura hay varios niños interiores.

¿Qué pasó aquel día de lluvia en el que escribiste tu primer tuit?

Nada en concreto. Sólo tristeza y a partir de aquel día empecé a colgar cosas que sentía y que me pasaban.

¿Cómo ha sido tu experiencia como escritor emergente 3.0?¿Te importa la crítica?

Hoy hay muchas vías para darse a conocer. Hay la vía que uno quiera, si uno es bueno. Hay que persistir, tener ganas. Yo no lo busqué y por eso no analizo a fondo. Es un tema peculiar, el de la crítica. No la hay. Todo se convierte en insultos y maltrato, sólo porque uno escribe y disfruta lo que hace. Me encantaría que hubiera crítica, pero de eso hay poco. O insultos o gente que le encanta.

¿Te gusta relacionarte con tus seguidores?

Me encanta y es la base de todo esto. No voy a usar community, porque las redes las llevo yo. Se aprende cosas de mucha gente y es una maravilla.

¿Te sientes incomprendido por esa crítica?

No, me siento comprendido. La mayoría se sienten identificados, pero si algo tiene éxito siempre hay envidias y críticas. La gente no sabe el esfuerzo que hay detrás de un libro. Mucho trabajo, pero se habla sin saber.

¿Se pueden “poetizar” instantes como esta entrevista?

Depende de lo que llames poetizar. Más bien, entenderme a mí mismo.

¿Hay demasiado marketing y poca calidad en la literatura actual?

Si algo emociona, tiene calidad. Yo vengo de una editorial pequeña que no invierte en publicidad y no tengo promo, por lo que no puedo responderte.

Tu texto favorito:

cita

2 Responses to Defreds: un retrato de lo cotidiano

  1. M Eugenia Palop dice:

    ESCRITOR natural, como la vida misma … ameno y con chispa …me encanta …

  2. Antonio de la Torre Junquera dice:

    Sospecho que la literatura es un lujo que de no existir el mundo seguiría tan tranquilo y sólo los que viven de ella serían más coherentes y sesudos. Porque vamos a ver: Quién conociendo el mundo editorial se atreve a decir que no es una vanidad de vanidades. Después de comentar en El Correo gallego durante cinco años con el nic de Cadalso, la visión que tenía de la realidad gallega era una entelequia con tintes de tragedia. Y me fui, o quizá me echaron, diez minutos antes de que mutara en un escarabajo, de los que hacen pelotas con estiércol a falta de algo más agradable…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *